Elaboración de presupuesto personal
Última actualización: 22 marzo, 2020

¡Claro que lo es! ¿Acaso lo dudas? Disponer de un presupuesto personal, ya sea mensual o anual, es la clave de la planificación financiera. Eso sí, como decía el archiconocido economista Adam Smith, El único presupuesto bueno es el presupuesto equilibrado. Es decir, de nada vale elaborarlo, por muy concienzudo que seas, si después está reflejando desajustes constantes.

Comencemos por hacernos unas preguntas básicas. ¿Estoy ahorrando algo a final de mes? ¿En qué se me va el dinero? ¿Cómo es posible que no haya fondos en mi cuenta si guardé parte del sueldo para las fiestas? Si te haces alguna de estas preguntas, sí, entonces estás pidiendo a gritos saber cómo hacer un presupuesto. Acompáñanos y verás si es o no necesario. ¡Vamos allá!

Lo más importante

  • Un presupuesto personal es una herramienta básica para una buena planificación financiera, cuya base es el control de tus gastos
  • Antes de elaborar un presupuesto definitivo, es importante que establezcas un borrador con todos tus gastos mensuales
  • El presupuesto final debe dividir los gastos en categorías, además de incluir la cantidad reservada al ahorro en los gastos imprescindibles

¿Por qué un presupuesto personal?

¿Que por qué un presupuesto personal? ¿Quizá porque es la mejor manera de controlar tus gastos? O tal vez porque es la mejor fórmula para borrar todas tus deudas de un plumazo. De una manera u otra, un presupuesto te servirá para mucho más de lo que piensas, como verás en estas primeras preguntas a lo largo del artículo. ¡Presta atención, que comenzamos!

¿Qué es exactamente un presupuesto personal y qué ventajas aporta?

El presupuesto personal es una herramienta que te resultará de gran interés para establecer cuáles son tus ingresos y gastos en un tiempo concreto, ya sea una semana, un mes o un año. Si lo haces mensualmente, podrás ver en qué meses se dispara la factura eléctrica o cuándo gastas más con tus amigos, pero da un poco lo mismo, lo importante es hacerlo.

Eduardo Mendoza

"Con el mismo gusto me habría zampado una ración de sardinas, pero también a eso hube de renunciar porque gastar dinero no entraba en mi presupuesto"

En cualquier caso, los beneficios de contar con un presupuesto son mayores que si no realizas un control exhaustivo de tus gastos, como puedes ver en el siguiente listado:

  • Evalúas tus patrones de consumo. En ocasiones, tus problemas de dinero pueden ser invisibles hasta que los muestra un presupuesto. Quizá ni seas consciente de que pagas varios productos a crédito y podrás disminuir o eliminar deudas.
  • Tu pensamiento siempre tendrá en mente la rentabilidad. O lo que es lo mismo, pensarás a largo plazo y te lo pensarás dos veces antes de usar la tarjeta de crédito, por ejemplo.
  • Mejoras tu capacidad de ahorro. Y en vez de ahorrar lo que te sobra del sueldo mensual, serás capaz de organizarte y encontrar mejores fórmulas para lograr tus objetivos. Además, así sabes exactamente cuál es tu capacidad de ahorro.
  • Priorizas los gastos importantes. Algo fundamental si una de tus metas es lograr un colchón económico de cara al futuro.
  • Estableces previsiones para posibles cambios de vida. Como podría ser la jubilación. Seguramente, querrás seguir manteniendo el mismo nivel de vida y para ello será necesario contar con un fondo para ello, o para posibles imprevistos.

¿Por qué es tan relevante contar con un presupuesto personal?

Porque tiene dos funciones de gran relevancia. Por una parte, porque esta herramienta te permite prever con anticipación supuestos en tu economía personal. Al fin y al cabo, presupuesto está formado por el prefijo –pre (antes de) y supuesto, es decir, una suposición. Por otra parte, porque es una herramienta básica para controlar, o revisar, o inspeccionar, tus gastos.

La planificación del presupuesto personal

Si queremos lograr una gestión financiera óptima, es necesario que primero realicemos una previsión o una planificación de nuestros ingresos y gastos. Por ello, en esta sección vamos a detenernos con más detalle en los pasos a seguir para conseguir el mejor presupuesto personal. ¡Comencemos!

Mujer haciendo presupuesto

De una manera u otra, un presupuesto te servirá para mucho más de lo que piensas, como verás en estas primeras preguntas a lo largo del artículo. (Fuente: Primagefactory: 80442528/ 123rf.com)

¿Cómo hacer un borrador de mi presupuesto personal?

Podemos hacerlo fácilmente con lápiz y papel, o si lo prefieres puedes utilizar una hoja de cálculo o recurrir a una aplicación online, como puede ser Microsoft Money Plus. En cualquier caso, se trata de hacer una primera estimación de gastos e ingresos habituales. Te lo vamos a enseñar con una tabla mensual, presta atención:

Mes Fechas Conceptos Ingresos Gastos Ahorro
Octubre 01-10-2019 Salario 2000 €
05-10-2019 Hipoteca/alquiler 500 €
06-10-2019

---

Comida semana
---

---

70 €
---
---

Es importante, además, que tengas una serie de cuestiones siempre presentes, como te mostramos en el siguiente listado:

  • Concordancia. Los ingresos y gastos deben corresponder al mismo período, en este caso octubre.
  • Divide los gastos anuales. Si uno de los gastos es anual, como por ejemplo el seguro del coche o un regalo muy especial, es conveniente dividir el importe entre doce.
  • Apuesta por lo bajo. Si tus ingresos mensuales no son fijos, es conveniente que coloques la entrada de dinero más baja.
  • Detalla todos los gastos. Anota absolutamente todas las salidas de dinero realizadas en un mes, sin olvidarte ninguna. Seguramente, el resultado te sorprenderá.

¿Es posible ordenar los gastos del presupuesto general por categorías?

¡Sí! Es más, debes de hacerlo. Ya sabemos que es un proceso un poco tedioso, pero realmente lo agradecerás cuando forme parte de tu rutina diaria. Los ingresos, generalmente, suelen ser estables, pero los gastos varían sustancialmente cada mes. Por ello, es necesario que dividas los gastos de un mes en las siguientes categorías:

  • Gastos fijos o indispensables. Son los gastos esenciales, como la hipoteca o alquiler, los préstamos, las guarderías o el recibo de la comunidad de vecinos, entre otros.
  • Gastos necesarios. Son las salidas de dinero mensuales en gastos que necesitamos para vivir, pero que son susceptibles de ajustes, como la factura de electricidad, la ropa, transporte público o gasolina, electrodomésticos u otros.
  • Gastos superfluos o innecesarios. Son aquellos gastos que no son imprescindibles, como salir al restaurante todas las semanas o comprar artículos de joyería u ocio que no necesitamos. Este tipo de gasto se puede reducir e incluso eliminar si es necesario.
mujer calculando presupuesto con billetes en mesa

Podemos hacerlo fácilmente con lápiz y papel, o si lo prefieres puedes utilizar una hoja de cálculo o recurrir a una aplicación online, como puede ser Microsoft Money Plus. (Fuente: Dolgachov: 87213310/ 123rf.com)

La ejecución y la revisión del presupuesto personal

Ya hemos establecido una previsión de nuestro presupuesto mensual. Hemos anotado todos los gastos durante un mes e incluso lo hemos dividido en categorías. ¿Y ahora qué? Ahora hay que hacer un buen análisis de estos gastos, en primer lugar, y establecer un presupuesto mensual adecuado a nuestras necesidades. Lo vemos en las siguientes preguntas.

¿Cómo analizo el borrador del presupuesto personal?

Como señalábamos en la introducción, ahora es el momento de realizar un análisis exhaustivo de tus gastos e ingresos. Si tus gastos superan los ingresos estamos ante un déficit (sí, como habitualmente en los Presupuestos Generales del Estado), pero si es al contrario tendremos un superávit. Tras el análisis, nos encontraremos en una de estas dos situaciones.

  • Superávit. En este caso, estás de enhorabuena. Puedes destinar el excedente al ahorro, si no supera el 10 por ciento de tus ingresos, o realizar una inversión, ya sea en tu jubilación, en acciones o en Fondos Cotizados, por poner un ejemplo.
  • Déficit. Si, por el contrario, sus ingresos son menores que tus gastos, estamos ante un problema, que puede ser todavía peor si contraes deudas. Es el momento de corregir la situación y para ello nada mejor que tomar decisiones.
Hombre apilando monedas

Los ingresos, generalmente, suelen ser estables, pero los gastos varían sustancialmente cada mes. (Fuente: Andriy Popov: 44713774/ 123rf.com)

¿Qué hago si tengo un déficit en el borrador de mi presupuesto personal?

Si el borrador ha mostrado un déficit, ahora es el momento de realizar un presupuesto equilibrado, que tendrás que reflejar de nuevo gráficamente, ya sea en papel o por medio de una hoja de cálculo. Te mostramos un ejemplo de cómo debería de ser tu próximo presupuesto mensual, ya con todas las categorías de gastos incluidas.

Mes Fechas Conceptos Ingresos Gastos fijos Gastos necesarios Gastos superfluos Ahorro
Octubre

Antes de empezar a anotar cantidades, te damos una serie de consejos que, sin duda, te serán de utilidad.

  • Prioridades. Es el momento de establecer prioridades y de tomar decisiones respecto a tus metas y objetivos. ¿Cuál es tu intención al hacer un presupuesto? ¿Necesitas un coche nuevo? ¿Un fondo para imprevistos? Sé realista y establece la cantidad que crees que deberías de ahorrar cada mes.
  • Reducción gastos. Revisa bien los gastos que anotas. Los innecesarios puedes reducirlos e incluso eliminarlos. Para los necesarios siempre hay estrategias que te vendrán de perlas para una disminución gradual.
  • Págate a ti mismo. Es decir, esa cantidad que tienes previsto ahorrar cada mes la puedes colocar en la columna de gastos fijos. Así, podrás cumplir tus objetivos.
  • Metas a la vista. Establece tus objetivos y escríbelos, o recuérdalos, de forma visible para tenerlos siempre presentes.
  • Revisión. Revisa periódicamente el presupuesto, especialmente las cifras de gastos necesarios y superfluos.
  • Optimismo. No desesperes si no te logras la consecución de tus metas en un mes. Hay que tener paciencia y, sobre todo, ser constante. Si no te sale este mes, te saldrá en el siguiente. Lo importante es empezar y verás que gradualmente conseguirás tus objetivos.

¿Es necesario convertir en hábito la revisión del presupuesto personal?

Sí, exactamente. Una vez que hayas elaborado tu presupuesto definitivo, es importante revisar e inspeccionar los gastos cuantas veces haga falta. De esta manera, incorporarás el ahorro a tu forma de vida y se convertirá en un hábito. Ya sabes que los humanos somos animales de costumbres y que los hábitos son difíciles de eliminar, ¡por eso mismo!

Mujer calculando presupuesto en portátil

Si tus gastos superan los ingresos estamos ante un déficit (sí, como habitualmente en los Presupuestos Generales del Estado), pero si es al contrario tendremos un superávit. (Fuente: Primagefactory: 80442519/ 123rf.com)

¿Cómo puedo reducir los gastos necesarios del presupuesto personal?

Existen muchas maneras, aunque ahora no te des cuenta. Puedes ahorrar en el recibo de la luz (enlace), comparar tarifas de Internet y de teléfono, andar en vez de utilizar el autobús o apostar por el transporte público para reducir el gasto en gasolina. También puedes revisar nuestro último artículo sobre cómo ahorrar dinero, una guía que sin duda te será de ayuda.

¿Existen aplicaciones para elaborar un presupuesto personal?

Sí, las nuevas tecnologías aportan herramientas que ni siquiera nos imaginábamos hace unos años, como las aplicaciones para crear o para ayudarte con tu presupuesto personal. Una de las más conocidas es Qapital, que puedes vincular a tu cuenta bancaria, pero también puedes optar por PocketGuard, Wallet o Spendee, entre muchas otras.

Orison Sweet Marden

"La economía consiste en saber gastar y el ahorro en saber guardar".

Lo que te interesa saber

Como has podido comprobar, no es tan difícil crear un presupuesto personal, lo complicado es ser constante, una virtud de verdad necesaria cuando te planteas dejar de despilfarrar el dinero en cuestiones prescindibles. Para que te sea más fácil, revisamos en la siguiente tabla los contenidos más relevantes de esta guía. ¡No será por facilidades!

Interrogante Concepto
¿Que es un presupuesto? Un presupuesto es una herramienta que sirve para establecer cuáles serán tus ingresos y tus gastos en un tiempo concreto y generalmente es mensual.
¿Que ventajs presenta? Entre sus grandes ventajas está que podrás revisar tus patrones de consumo, que siempre tendrás en mente la rentabilidad de tu dinero o que desde luego, priorizarás tus gastos, entre otros beneficios.
¿Cual es su función? Las dos grandes funciones del presupuesto personal son la previsión y el control de tus gastos totales en un plazo específico.
¿Que incluye? La planificación de tu presupuesto mensual incluye la elaboración de un borrador y la división de tus gastos en imprescindibles, necesarios para vivir y superfluos.
¿Que hay que analizar? Una vez elaborado tu borrador, debes analizarlo y establecer si refleja un superávit o un déficit, en cuyo caso habrá que tomar medidas inmediatas.
¿Que medidas tomar después del análisis? Tras el análisis, debes establecer metas y objetivos realistas para elaborar el presupuesto definitivo, esta vez ya con una casilla destinada al ahorro dentro de los gastos fijos.
¿Es importante llevar un cotrol del presupuesto? Teniendo en mente el presupuesto definitivo, debes realizar una evaluación periódica para ajustar tus objetivos a tus necesidades. Es más, debes convertir esta revisión en un hábito para que el ahorro forme parte de tu vida.
¿Que medidas tomar? Reduce siempre los gastos necesarios para vivir, pero no indispensables, como la factura de la luz o el transporte, entre otros. Los superfluos también puedes reducirlos sin problema, como la visita semanal a un restaurante.
¿Presupuesto escrito o digital? Si te resultan muy complicados los números en papel, opta por aplicaciones móviles para que te ayuden. ¡No hay excusas!

Resumen

Elaborar un presupuesto personal no tiene apenas dificultad, pero hay que tener en cuenta ciertas cuestiones para que se convierta en una planificación financiera realista y adaptada a tus necesidades. Si cada mes recurres a los ahorros del mes anterior, jamás lograrás contar con dinero para imprevistos, por ejemplo, por lo que ahorrar es siempre una buena idea.

La constancia es la clave para que tu dinero crezca mes a mes. De nada vale el mejor presupuesto si después no lo cumples, por lo que se hace necesario que tengas tus objetivos a la vista, siempre visibles. Así, nunca olvidarás cuál es el fin de tu presupuesto, cuya revisión debe convertirse en un hábito, al igual que el ahorro.

Si te ha gustado el artículo, comparte en tus redes sociales para que otros se beneficien de su contenido. Si lo prefieres, déjanos un comentario que estaremos encantados de contestar. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Andriy Popov: 20615255/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?